viernes, septiembre 14, 2007

Tan violentamente dulce

Hay situaciones donde lo absurdo anula toda lógica, la realidad se vuelve de tal modo que realmente parece una aventura kafkiana envolviendo al protagonista en una angustia salida de repente de la nada y sin forma humana de entender qué ha ocurrido. No sé si Kafka conocería alguna situación similar para escribir El proceso o si Orson Welles se interesó por hacer una peli por algún motivo personal que le atrajo, pero a mi amigo le han dado ganas de escribir un libro, claro que tendrá que esperar al resultado del juicio con su ex-mujer.
Recordé haber leído hace tiempo una definición de Cortázar sobre la pesadilla kafkiana y se la busqué:

"...consiste en que todo se estira interminablemente y siempre en una dirección inútil y a la vez vagamente peligrosa, como si de nuestro interrogatorio en tanto que víctimas de un asalto pudiera nacer poco a poco una bifurcación que nos fuera transformando en sospechosos y finalmente en culpables de algun gravísimo delito"

Sigue un poco más abajo:

"Pero lo irracional velaba todavía, porque cuando la realidad se acumula y se condensa en demasía termina por cambiar de signo y todo es posible en ella como en los sueños o los cuentos fantásticos"

Nicaragua tan violentamente dulce

Hasta dónde puede llegar la degradación personal y el ataque vampiresco y canalla en una persona que se supone que una vez te quiso? Cada vez alucino más con los procesos de divorcio, y no sólo por los temas económicos(que...ufff) sino por la maldad que puede esconderse en un ser humano y salir sin escrúpulos para amargarle la vida a otro, sea ella a él como en este caso o él a ella como en otros.

20 comentarios:

Carz dijo...

El odio ata con cadenas muy sólidas.

Un abrazo.

Rafa León dijo...

Hace ya tiempo escribí esto, dentro de un texto más largo que dedique a algún magistrado involucionista del Consejo del Poder Judicial que criticaba determinados tipos de uniones civiles. En resumen, me comenzaba preguntando por qué no se podían "casar" dos mujeres, o dos mujeres y un hombre, o un hermano y una hermana... si se amaban, y terminaba por darle la vuelta al argumento de éste modo:

"¿Por qué se casan un hombre y una mujer?
Si se quieren
¿Por qué han de establecer un contrato sobre el aval del sentimiento?
devaluándolo
pagando el primer tributo de su unión civil a los chantajistas insaciables del consumo
¿Por qué han de adornar su compromiso con los oropeles fatuos de religiones
que han sepultado bajo el lujo y privilegio de los altares el más grande y bello mandamiento?
el AMOR."

No sé, igual ahí radica, al menos, una parte de la posible explicación.

Un beso.

Eva dijo...

En el amor y en la guerra, todo vale (y a las pruebas me remito). Puede que ahí resida la explicación.
Un beso.

UMA dijo...

Siempre es amor, a diferentes cosas, claro y tal vez un poco desordenado.
Cada cual tendrà sus 'razones para'...
Un bajòn, claro.
Hoy escuchè algo asì como: "òdiame, al menos verè que aùn te queda pasiòn"

Besos, Leuma

Nico dijo...

""la maldad que puede esconderse en un ser humano y salir sin escrúpulos para amargarle la vida ""

Tanta maldad ahy en el mundo, en cada uno, un juego ampliamente vicioso con corona de rey.

Despues del Amor existe el odio, se me acaba de ocurrir jaja..

Un beso leuma, que andes bien.

Nicolas.

VeRa dijo...

La sensacion que tenés, Leuma, es del todo correcta.
Un amigo me dijo una vez una frase que creo, el 95% de los divorciados sabemos que es crudamente real:
"El divorcio hizo salir lo peor de cada uno"

Somos capaces de mayor crueldad con aquellos a quienes mejor conocemos.

Si te dan ganas, esto lo escribi hace mucho, pero es mas o menos mi opinion sobre los crueles...

http://veramarina.blogspot.com/2006/07/te-envidian-hasta-las-desgracias.html

Saludos, Leuma!!

Ulysses dijo...

Lo ideal es un divorcio civilizado, lamentablemente la realidad no esi, casi nunca.
Cuando uno de los cónyuges se siente sumamente herido o estafado moralmente por el otro, puede sacar afuera sus peores instintos.

Puede hacer cosas que nadie que lo o la conozca imaginaría que esa persona es capaz de hacer.

El único objetivo pareciera ser DESTRUIR AL OTRO, castigarlo, hacerle perder todo: no sólo dinero sino amigos, trabajo, reputación social.

Se puede castigar al otro rompiendo adrede sus pertenencias personales más apreciadas, aunque no tengan valor económico.

Mandando cartas o fotos a familiares y amigos revelando intimidades que formaban parte de la vida de la pareja.
Es una lastima.
Saludos

Paco dijo...

Mis saludos, estimada Leuma. los griegos, como sabes, decían que "todo está en el hombre". (En aquella época no existía lo del lenguaje sexista, como ahora). Y es cierto que no aprendemos, sólo lo hacemos aparentemente, socialmente, pero..., en el interior de cada uno de nosotros/as vive agazapado, por desgracia, el animal primigenio que somos. Lo más triste es que nuestro proceso de aculturación, en vez de sernos útiles para la resolución de los conflictos de forma intelectiva, nos sirve para hacernos salvajemente más dañinos, para utilizar la saña con una maldad que los animales no poseen.
BESOS MIL

María de los Ángeles dijo...

La verdad es que no se si mi comentario es apropiado, pero recien descubro este blog y me parece fabuloso poder expresarse en este increible silencio. Asi que acá estaré...

Saludos
Mery

FER dijo...

Los divorcios no dejan de ser batallas entre dos egoísmos, y, muchas veces, lo que impera es el complejo de "perro del hortelano", que ni come ni deja comer.

Besos

Agata dijo...

Siento enormemente que ésto ocurra casi siempre.Por que también hay divorcios que son llevados civilizadamente,como debe ser.Más si hay hijos.Así que siento mucho más que ésto lo sufra tu amigo.Espero que si tienen hijos,los niños no sufran.No se merece nadie ésto,pero menos los niños.

Makiavelo dijo...

Leuma, todo un placer leer esas líneas del gran Cortázar, y en cuanto a los divorcios que te voy a contar.
¿De verdad se querían cuando se casaron?, que es querer sino poseer. No te cases leuma, consejo de amigo.

Un saludo.

Manuel Rubiales dijo...

Yo pasé un divorcio de campeonato, de pesadilla, sin dudas, asi que como mi opinión no puede ser objetiva, por más que lo intentase, solo os diré que, desgraciadamente, nunca acabamos de conocer del todo a la persona que duerme cada noche a nuestro lado. Hay pesadillas más generosas que un juicio por divorcio.
Vino y besos.

Nico dijo...

Leuma querida, tengo 16 añitos de vida y estoy aprendiendo de la vida, comenzar a formarme.

Gracias por pasarte siempre, Un beso grande grande como vos.

Nicolas.

peregrina dijo...

Kafja vivó verdaderamente una pesadilla ,presionado especialmente por su padre, dedicó gran parte de su vida al trabajo burocrático, lo que lo llevó a vivir una verdadera pesadilla de horarios e imposiciones. Toda la obra de Kafka está marcada por la imposibilidad de escapar al engranaje maléfico y opresivo de la vida cotidiana, y por la hostilidad e indiferencia que su padre manifiesta para con su vocación literaria.
El Proceso conforma la que se conoce como la trilogía de la soledad. Sus personajes están caracterizados por una creciente despersonalización .
Hasta el punto que en El Castillo al protagonista se lo designa tan sólo con una inicial. A mí personalmente me duele su Metaforfosis, traducida aquí por J L Borges quien también la prologara

ybris dijo...

La frase clásica decía: "Corruptio optimi pessima"
La corrupcción de lo óptimo lo convierte en pésimo.
Algo así debe pasar en el amor.
Afortunadamente no siempre.

Besos

Mavi dijo...

Hola Leumi,
supongo que la frase popular "del amor al odio hay un paso" se dice por algo.
Si uno de los dos se siente traicionado por la situación puede que la ira le nuble la razón. Desde luego por lo común de la situación alguna explicación debe tener.

Leuma dijo...

Me gustan vuestros comentarios, unos más intelectales, otros más afectivos, algunos más personales, ...es enriquecedor, :). Gracias Carz, Rafa, Eva, Uma, Nico, Vera, Ulysses, Paco, MªAngeles(bienvenida), Fer, Agata, Makiavelo, Manuel, Peregrina, Ybris y Mavi. Muchos besos.

Carlos Paredes Leví dijo...

"Los que aman, odian", se titula un libro de Bioy Casares y alguien escribió que "se odia lo que antes se ha amado".

Leuma dijo...

No estoy segura de que eso fuese amor, quizá pasión, un beso Carlos