jueves, noviembre 29, 2007

Los Santos Inocentes

Ser programado en la infancia para odiar a uno de los progenitores parece estar convirtiéndose en la moneda de cambio de muchas separaciones: Síndrome de Alienación Parental (SAP), antes llamado inculcación maliciosa o secuestro emocional.
En El País

Más Azarías con milanas bonitas, más principitos con rosas, menos santos y más justos, más inocentes a salvo, ¿Se pueden pedir los deseos en alguna fuente especial?

20 comentarios:

Paco dijo...

No hay fuentes, ni aún las que poseen infinidad de monedas, que puedan hacer que los deseos se cumplan, excepto, pienso, la constancia y el tesón que nos hagan, si fuere necesario, morir en el intento de no doblegarse ante las injusticias. De esa forma, puede, que alguna vez consigamos algo de lo que adolecemos o deseamos.
SALUDOS

UMA dijo...

Es un desastre pero no solo pasa en hogares en que los padres se han separado, recuerdo charlas de mi madre acerca de lo que "supuestamente" era mi padre...lo que creo? que por lo general se subestima a los menores, a su inteligencia, a sus capacidades.
Y que los adultos somos un verdadero desastre cuando perdemos conciencia de que lo que tenemos es un tesoro, los niños son lo màs.
Mi niña de 4 años me dijo ayer caminando por la plaza: -Sabès que podès contar conmigo?
Esas cosas salen del corazòn, y los padres deberìamos ser fuente fecunda para todo lo bello que ellos tienen.
Que se me cae la baba, Leu, con mis niños, si la sigo, no paro màs:))
Màs besos

Pd: queda pendiente lo del tapeo y el jaleo:D

Despierta el Sur dijo...

"Menos santos y más justos".

Qué frase tan acertada, Leuma.

Un abrazo interoceánico!

Tristancio dijo...

Los deseos se pueden pedir, aun cuando ya no queden fuentes a las cuales dirigir nuestro deseo... ¿No es acaso el alma una fuente?

(Y sobre el asunto de los "zapatos"... Han pasado más menos 3 años de la comunión. El cuento terminaba, en una
1ª versión, cuando el chico, a la salida del cementerio, se saca los zapatos y los deja ahí, porque después de 3 años ya le iban pequeños.
Mis relatos, casi siempre se originan en un hecho verdadero... sé de un niño que llevó todo ese tiempo los mismos zapatos, y cuando tuvo los siguientes, se dio cuenta que sus pies habían crecido 2 números).

ybris dijo...

Los deseos se pueden pedir, naturalmente, pero seguramente hay que trabajar previamente la confianza en quien puede concederlos. Lo suyo sería dar antes de pedir.
Pobres niños cuando son queridos por dos que no quieren compartir lo querido.

Besos

Leuma dijo...

Constancia contra las injusticias es una buena medida Paco, y fuerza diría yo tb, un beso
Te entiendo Uma, tb se me cae a mí con mi hijo y cada día aprendo cosas nuevas de él, es penoso cuando se usan a los niños para hacer daño al otro, realmente los dañados son los enanos, besazo
Una de las pocas cosas que tengo claras Despierta el Sur, es que no se trata de caridad para arreglar el mundo sino de justicia, un abrazo

Leuma dijo...

Quizá haya que pedírselo al alma Tristancio, o a la mente, no sé bien, pero es necesario confiar en algo supongo. Qué triste lo de ese niño, ojalá la vida le traiga otros momentos más benefactores, un abrazo
Confiar en quién puede concederlos es difícil Ybris, dónde se aprende eso?? :), un besazo

Agata dijo...

Lo siento por esos niños.En serio.Esos niños que no saben que hacer para que sus padres no se peleen.Que no se falten al respeto.Que no les haga elegir entre el padre o la madre.¿A quién quieres más hijo,a papá o a mamá?.Creen que es culpa de ellos que se separen...No sé.Me dan pena los niños que luego serán adultos y ya estarán marcados de una manera u otra.Yo no estoy separada ni quiero estarlo,pero eso nunca se sabe.Lo único que sé es que mis hijos tienen unos padres que los adoran.Y que yo haré todo lo posible para que estén con su padre siempre y nunca hablaré mal ni de él ni de su familia.Porque su padre es lo más grande que hay en el mundo.Es la mejor persona y mejor padre que hay en la Tierra.Un beso,Leuma.

Manuel Rubiales Requejo dijo...

Hay que pensar más a menudo en los más debiles, los que hemos sufrido separaciones, a menudo, sin darnos cuenta tendemos a manipular el afecto de los hijos, si no se recapacita a tiempo solo provocamos más daño.
vino y besos.

Eva dijo...

Sólo decir que hay muy poca gente emocionalmente preparada para hacer frente a la construcción de una familia, su derribo y sus consecuencias, especialmente para todo aquello que va a influir negativamente en la parte más débil, que son los hijos siempre. Y lo grave es que se repetirán comportamientos nefastos en el futuro, porque la infancia es el germen de la vida adulta. Supongo que abogar por la sensibilidad y el sentido común es demasiado, porque pese a los esfuerzos son inevitables los daños colaterales, y es que ya se sabe que el desamor muerde mucho, en algunos casos, demasiado.

Un beso.

Rafa León dijo...

Hemos sido y estamos siendo programados para odiar -o, al menos, para el desafecto-, desde hace mucho tiempo en este y en casi todos los aspectos de la vida. Este nuestro mundo civilizado ya se parece mucho, en este y otros aspectos, a las más famosa ¿novela? de Orwell. Y siempre, siempre, la peor parte se la llevan los más débiles, ya sean niños o no. Es una lástima y lo peor es que no se vislumbra solución satisfactoria en el caldo de cultivo del odio que impregna a toda la sociedad.

Besos

Leuma dijo...

Agata, qué defensa de tu marido! tiene que estar contento!. En cuanto a los niños, por desgracia muchos están creciendo en el odio y eso los marcará, claro que sí, un beso
Manuel, Sí, tb yo he pasado por la separacíón y hay que cuidar mucho el tema de los enanos, un abrazo
Eva, ni se está preparado para tener hijos muchas veces. El desamor muerde como sanguijuela, pero los niños no deben ser mordidos, un beso
Rafa, supongo que te refieres a 1984, claro que tb los animales pueden rebelarse, al fin y al cabo "Todos los animales son iguales, pero algunos son más iguales que otros", un abrazo

Mamen. dijo...

Este deseo se puede pedir, leuma, si como hormiguitas todos los que así pensamos lo vamos sembrando en pequeñas cabecitas, es la única manera de conseguirlo, contra esto, contra la violencia en el hogar, contra el racismo, contra...
No conozco otra manera ¿Alguien sí?
Un beso.

Ichiara dijo...

Las únicas fuentes posibles son las que se esconden en el corazón de la gente, y si ahí no hay agua fresca y limpia, masl asunto tenemos. Es penoso comprobar cómo se puede machacar a la criatura que supuestamente más debemos querer y proteger con asuntos que no son de su incumbencia.
Un beso

Rafa León dijo...

Je, je, de Orwell a Orwell, ¿verdad?. Seguro que tú en una granja serías una de las ovejas negras, aunque no sé yo si en esta granja en la que estamos la rebelión será ya posible. Espero que sí.

Besos.

Rafa León dijo...

¡Ah! ésta que citas aún no la leí, que tal?, por si me animo.

Antonio dijo...

Una película excelente y Paco Rabal grandioso. En cuanto al tema de los niños, estaría bien sacarse un "carnet" de padres antes de lanzarse, más de uno no lo aprobaría, besos

Pradero dijo...

Una actitud lamentable, me causa repulsión.
Si te enteras de la fuente por favor avisame.
Bezzo

FER dijo...

Lamentablemente conozco casos así... El rencor es tan asqueroso que salpica todo a su alrededor. Me parece que todos buscamos fuentes de este tipo. Quien encuentre la primera que diga algo, please.

Besos

Leuma dijo...

Mamen, la educación de los niños está claro que es la base de su comportamiento adulto y ahí estamos esas hormiguitas como dices pero qué pasará con "estos niños", los programados, cuando sean adultos?, bienvenida, un beso
Pues sí Isabel pero parece que ese corazón con la separación a algunos se les vuelve bilis, un abrazo
Rafa, Rebelión en la granja está bien, curiosa relación animales-humanos y crítica interesante del régimen político y cómo tras iniciar una revolución al final se vuelve al mismo error que los anteriores. Yo sería una oveja negra seguro pq siempre he sido muy rebelde, pero creo que tendría manchas de colorines :XD
Sí Antonio, me encantó esa peli y el papelazo de Rabal. El problema es quién examinaría para ese carnet :), besos
Pradero si me entero de la fuente lo proclamaré a gritos :), un beso
Fer, todos conocemos creo, por desgracia es frecuente. Venga, el 1 q llegue q avise :), un beso